¿CÓMO SUPERAR LA DEPENDENCIA EMOCIONAL?

0 Flares 0 Flares ×

Captura

Morir de amor, asimismo, es morir de desamor: el rechazo, el insoportable juego de la incertidumbre y de no saber si te quieren de verdad, la espera, el imposible o el «no», que llega como un jarro de agua fria.

Es humillarse, rogar, suplicar, insistir y persistir más allá de toda lógica, esperar milagros, reencarnaciones, pases mágicos y cualquier cosa que restituya la intensidad de un sentimiento que languidece o que ya se nos ha ido de las manos.

Infinidad de personas en el mundo se han quedado atrapadas en nichos emocionales a la espera de que su suerte cambie, sin ver que son ellas mismas las que deben hacer su revolución afectiva.

Si necesitas más info lee aquí como reconquistar a tu pareja despues de una infidelidad

WALTER RISO.

Manual para no morir de amor

Lo más probable es que a estas alturas del año ya tengas claro si te encuentras en una situación ele dependencia emocional. Cuando uno vive una relación de este tipo, se siente completamente identificado al leerlo, es como si lo estuvieran describiendo a él. Pues bien, si este es el caso, no hay duda de que tu interés principal está en este post.

Cuando uno sufre dependencia, se siente tan perdido, tan incapaz, tan desolado, tan frustrado y tan agotado, que no ve ninguna salida para su problema. Seguramente se han hecho repetidos intentos de romper con la relación, pero la mezcla ele miedo. síndrome de abstinencia e inseguridad lo han impedido.

Hay que tener muy claro que por muchos intentos fallidos o por muy convencidos que estemos de que no podremos superarlo, eso no es cierto. La dependencia emocional se supera…, siempre que queramos superarla. Y lo destaco en cursiva, porque aunque pueda parecer algo evidente, a la hora de la verdad no lo es tanto. De hecho, este es uno de los motivos por los que algunas personas no lo consiguen: porque no quieren.

Evidentemente, no es sencillo y hay que atravesar muchas partes oscuras para conseguirlo: el síndrome de abstinencia, la necesidad del otro, los miedos y todos los síntomas que ya hemos revisado y que sabemos que no son tarea fácil para nadie. Pero aun así. os aseguro que todos tenemos la capacidad de lograrlo.

Yo lo veo a diario en mi consulta, y os puedo asegurar que cuando conseguimos desenganchamos, sentimos un placer indescriptible. Es una liberación personal y con ella empezamos a recuperarnos a nosotros mismos, nuestra esencia vuelve a hacerse visible y conseguimos conectar de nuevo con la vida que queremos
vivir.

Para superar una dependencia emocional (igual que para salir de cualquier otro tipo de adicción), será necesario que comprendamos que nuestro comportamiento es tóxico para nosotros mismos (y para nuestra salud), y decidamos poner dosis muy elevadas de fuerza de voluntad. Si estamos recibiendo la ayuda adecuada, dependerá únicamente de nosotros mismos llegar a conseguirlo. El que quiere, puede. El que no puede, es porque no quiere. Quizá dice que sí, pero si no lo hace es porque no lo siente o no lo desea con firmeza.

En estos casos habrá que ver cuál es el nivel de conciencia de cada persona para comprender la gravedad de la situación.

Share Button