Baño de brillo casero para mantener el cabello hidratado

0 Flares 0 Flares ×

cabelloEl baño de brillo es un tratamiento similar al baño de color, pero éste es completamente incoloro, se encarga de realzar el brillo y color natural del cabello, y es de elección para cabellos desteñidos y dañados.

Es un tratamiento que no lastima el cabello y funciona como tratamiento intermediario hasta que te toque retocar el tinte nuevamente. El baño de brillo se aplica con la finalidad de darle brillo e intensificar el color natural del cabello, sin la molesta desventaja de los tintes de dañar el cabello. Sirve para cabellos con coloración teñida o natural.

Recetas para hacer un baño de brillo casero que nutra e hidrate tu cabello, por gentileza de comoperderpeso.es

  • Vinagre: Si buscas algo poco invasivo, intenta aplicarte después de lavar el cabello con shampoo, este enjuague hecho de 3 partes de agua y 1 parte de vinagre de alcohol (también puedes usar vinagre de manzana). Te ayudará a limpiar por completo el cabello quitando los excedentes de grasa y cremas, darle brillo, regular su grasa natural e intensificar su color natural. Úsalo una vez a la semana.

  • Manzanilla: Si tu cabello es rubio o claro puedes mantener la intensidad de su color, hidratarlo y proporcionarle un brillo increíble tras aplicarle agua de manzanilla antes de colocarte el enjuague algunos días a la semana. Déjalo actuar por 20 minutos.

  • Té negro: Si por el contrario tu cabello es oscuro, el té negro es la elección ideal para ti. Éste se caracteriza por realzar las tonalidades oscuras del cabello proporcionándole muchísimo brillo, y haciéndolo lucir con mucha vida. Úsalo 1 vez a la semana después de lavar tu cabello con shampoo y acondicionador, dejándolo actuar por 20-30 minutos y luego enjuágalo. Trata de no usarlo más de 1 vez a la semana ya que puede resecar un poco el cabello si se usa demasiadas veces.

  • Henna: Si eres pelirroja, o tu cabello está teñido de alguna tonalidad de rojo, utiliza henna para reavivar su brillo y color. La henna es una planta con pigmentos que logran de forma natural intensificar los tonos rojizos y anaranjados del cabello, la puedes conseguir en tiendas naturistas. Mezcla la henna con agua hirviendo, retira del fuego y deja enfriar. Luego aplícala en tu cabello 1 vez al mes, y verás como recobra vida y su color se intensifica de una forma increíble. La principal ventaja de ésta técnica es que no maltrata para nada el cabello, por ser 100% natural.

  • Ortiga con vinagre de manzana (o de vino): La ortiga es una planta que mejora la circulación del cuero cabelludo además de tener un efecto regenerador sobre éste. Por otro lado el vinagre de manzana contiene ácido acético que ayuda a extraer los ingredientes de las hierbas. Colocar en una botella o frasco unas hojas secas de ortiga y verter el vinagre, guardar la mezcla por 15 días en un sitio oscuro y fresco, a temperatura ambiente. Después cuélalo y utiliza lo obtenido de la mezcla para darle brillo y vida al cabello.

  • Tinte: Una forma un poco más invasiva pero igual e incluso más efectiva, es usar un tinte del mismo color de tu cabello. Mezcla la mitad del contenido del tubo y la mitad de un envase de agua oxigenada con tu shampoo habitual. Aplícalo y deja actuar por 20 minutos. El resultado es increíble. El color de tu cabello cobrará mucha más vida y no se dañará tanto como pasaría al teñirlo normalmente.

  • Variante del tinte: Otra forma de utilizar la técnica con tinte, es lavando primero el cabello con un shampoo neutro, luego mezclar ¼ del tubo de tinte (del mismo color de tu cabello), una tapa de agua oxigenada, ½ taza de agua y 1 taza de acondicionador, aplicar sobre el cabello y dejar actuar de 5 a 10 minutos. Finalmente enjuagar y secar el cabello. A través de ésta técnica reavivas el color y brillo del cabello, pero realmente no se está tiñendo porque la cantidad de tinte usada es muy poca. Una vez finalizado el proceso podrás notar que el cabello queda con mucho brillo, suave y con un color muy intenso.

Share Button